Para que queremos aprender a volar? Seguramente podría haber muchas motivaciones, pero la más usual sería para poder desplazarnos de un lugar a otro.

Con los nuevos ultraligeros de última generación de que disponemos, los límites los pone el piloto con sus conocimientos y sentido común, ya que se podría dar la vuelta al mundo con estos aviones como ya hace años se viene haciendo, aunque estos no dejan de ser una aventura.

Pero seamos modestos y conozcamos nuestro país, que es amplio y variado. Teniendo en cuenta que podemos cruzarlo de norte a sur en tan solo 5 horas de vuelo aproximadamente según modelo de avión, tenemos la posibilidad de hacer cualquier recorrido por parajes espectaculares, admirando una amplia geografía que  tenemos a vista de pájaro. Costas, montañas, valles, llanuras, ciudades, todo ello lo podemos sobrevolar en poco tiempo y pasar de una zona a otra en apenas unos minutos. La satisfacción y disfrute son máximos cuando por ejemplo, despegamos a las 9 de la mañana desde nuestro Aeródromo de los Alcores en Sevilla y  a las 12 podemos aterrizar en una pista junto a la playa en Castellón y tras un breve descanso en un par de horas mas, estar en la Costa brava frente a las Islas Medas almorzando. Es entonces, cuando nuestro concepto de espacio tiempo cambia de lo habitual a lo especial, es así como nos sentimos, especiales, únicos al tener la posibilidad de desplazarnos por el aire viendo y sintiendo la naturaleza pasar bajo nuestras alas y poder cambiar de región o país  en poco tiempo.

Técnicamente tenemos aviones rápidos,  bien equipados y seguros para hacer navegaciones de toda índole, pero debemos de prepararnos bien en conocimientos de cartografía y navegación observada y a estima, al igual que manejar los navegadores GPS o cualquier dispositivo de orientación con habilidad.

Antes se decía que “había dos clases de piloto, el que se había perdido y el que iba a perderse” También hoy en día incluso con los GPS sigue pasando, aunque en menor medida. Antes de lanzarse a largas travesías es conveniente hacer recorridos mas cortos e ir aprendiendo de nuestros errores y saber interpretar todos los indicios que nos ofrece la observación del terreno mientras volamos y por supuesto y en gran medida de los factores meteorológicos y sobre todo de la toma de decisiones acertadas cuando estamos ante una incertidumbre sea de orientación o climática.

Una buena planificación de la ruta y de la meteorología en la zona a volar, nos evitara vivir situaciones incomodas.

Otra forma de navegar es hacerlo junto con otros aviones. Esta modalidad lo hace mucho más divertida, ya que compartimos experiencias y los menos experimentados se sienten mas seguros con los más veteranos allí arriba, terminando habitualmente estos vuelos con una buena comida, llena de comentarios y anécdotas de las experiencias vividas.

Han sido muchos y variados los recorridos realizado por España y fuera de ella desde AEROHISPALIS, tanto en solitario como en grupo, siendo este uno de los fines más bonitos por el cual volamos.

También queremos desde nuestro Centro de Vuelos, hacer participe a aquellos que lo desean de experiencias de este tipo, con recorridos espectaculares en el entorno de Doñana o por playas llenas de dunas de la costa de Huelva o sobrevolando la serranía de Ronda o Grazalema pudiendo disfrutar de unas vistas sin igual de sus poblaciones, todo ello en recorridos de no mas de hora y media. ¡¡¡Te esperamos!!!