Volar ultraligero SevillaDesde mil novecientos ochenta y nueve a nuestros días, numerosos alumnos ilusionados por querer aprender a volar han pasado  por nuestras aulas y aviones, y prácticamente todos consiguieron sus objetivos, ser pilotos.

Personas de muy distintas profesiones y edades, hombres y mujeres, aficionados a la aviación, pilotos de combate frustrados, aficionados al vuelo virtual o al aeromodelismo, que Vivian cerca o en lejanas provincias, se han ido dando cita a lo largo de estos 25 años de trayectoria,  en La Escuela de Vuelo AEROHISPALIS para aprender a volar y hacer sus sueños de toda la vida realidad. Gracias al avión ultraligero es ya posible, por su sencillez y bajo coste.

Unos se conformaron con hacer el curso básico de 10 horas de vuelo y aprender a llevar un avión. Otros además del curso básico hicieron el de perfeccionamiento, navegación y radiotelefonista aeronáutico, acumulando unas 20 o 25 horas de vuelo con sus clases teóricas correspondientes llegando a dominar y sentir el avión, y otros alcanzaron su sueño final, y además de lo anterior se compraron sus propios aviones nuevos o de segunda mano  u otros se hicieron copropietarios de una aeronave, resultando esta una formula muy valida para que cualquiera pudiera tener un avión a bajos costes y seguir volando, mejorando sus conocimientos vuelo a vuelo, ya que aquí nunca se deja de aprender.

Aunque la enseñanza es individual y personalizada en función del tiempo libre que tiene cada uno, a la hora de presentarse a los exámenes que según ley hay dispuestos para obtener la licencia de Vuelo, los alumnos pilotos de similar experiencia se agrupan en Promociones para realizar los exámenes teóricos y prácticos, con resultados gratamente satisfactorios en la mayoría de los casos.

Al finalizar los mismos y ya con el resultado de APTO en la mano se celebra una comida de hermandad donde ya sin nervios y relajados, se comentan las anécdotas que cada uno ha tenido durante los diferentes vuelos de enseñanza con los instructores y examinadores.

Pero realmente cuando se empieza a aprender a volar es cuando uno empieza a hacerlo solo y se enfrenta a sus propios retos utilizando todas las enseñanzas adquiridas con anterioridad, es en ese momento donde se adquiere la sensación de volar libre como un pájaro, cuando avión y hombre es una misma cosa.

Escuela de vuelo Aerohispalis